Distrito 4130 

Estimadas amigas y amigos cónyuges:

Cada mes de este año rotario ha sido tanto un reto como una bendición en mi vida y en la de Abbas. Hemos disfrutado este tiempo de trabajar cercanamente con la cada uno de los clubes del Distrito, así como de participar en las actividades humanitarias que se han realizado. Así mismo, extiendo una especial felicitación a los comités de cónyuges del Distrito por las actividades que han hecho en estos meses, han sido una inspiración para el Distrito y para mí.

Nuestra gran misión en Rotary es el servicio humanitario, trabajamos por proyectos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las comunidades que más lo requieren. Los proyectos en los que trabajamos se enfocan en una o más de las seis áreas de interés de Rotary: resolución de conflictos, prevención y tratamiento de enfermedades, agua y saneamiento, salud materno-infantil, alfabetización y educación básica, y desarrollo económico e integral de la comunidad. ¿Cómo es que Rotary ha logrado alcanzar tantas áreas? A través de la Fundación Rotaria.

La Fundación Rotaria es un fondo de donaciones formado con las contribuciones de todos los rotarios de mundo. Fue fundado hace poco más de un siglo por Arch Klumph, con la idea de destinar todas las contribuciones a “hacer el bien en el mundo”, es por medio de este fondo que hemos logrado llegar hasta el día de hoy.

Sigamos trabajando para que todos aquellos proyectos que tengamos en mente, se hagan realidad, porque siendo parte de esta gran organización que es Rotary, tenemos mayores oportunidades de lograrlo, trabajando de la mano unos con otros y teniendo como gran apoyo a La Fundación Rotaria. Sigamos contribuyendo de la manera en la que nos sea posible, puede ser con una aportación monetaria o bien con propuestas y trabajo para implementar mejoras en las comunidades.

Yo los invito a que jamás nos cansemos de dar, pues nuestras –grandes o pequeñas—contribuciones pueden cambiar por completo la vida de alguien más, yendo desde una pequeña vacuna que salva a un niño contra la polio o bien a grandes proyectos de impacto en comunidades que realmente lo necesitan para seguir adelante. Seamos ese granito de arena que hace el cambio, porque como la gran Madre Teresa de Calcuta dijo “No siempre podemos hacer cosas grandes, pero si podemos hacer cosas pequeñas pero con gran amor”, que sin duda es muy cierto, el cambio no se hace de la noche a la mañana por un solo individuo, sino por medio de pequeñas acciones en conjunto de personas con los mismos ideales.

Gracias.

                                                                                                                                       

Genoveva Rodríguez de Rahimzadeh

Comité de Cónyuges

Distrito 4130